Tiendas de techo para coche, lleva tu casa encima dónde quieras

Si bien es cierto que actualmente la pandemia nos restringe más, cuando llevas tu casa encima, los límites los marca tu ilusión para viajar y tus ansias de aventura. Las tiendas de techo, al estar instaladas encima del vehículo sin sobresalir demasiado por ambos lados (siempre que no tengas otros accesorios o escalera abiertos), se trata de una pernoctación y no de acampada y, por lo tanto, el abanico de destinos se amplía más.  No obstante, siempre recomendamos sentido común y que, si se puede, antes de emprender un viaje, revise la normativa vigente de la Dirección General de Tráfico y las normativas municipales de cada territorio, porque, al fin y al cabo, son las que acaban por prevalecer.

¿Qué tienda de techo escojo?

Actualmente podríamos distinguir entre dos tipos de tiendas de techo para coche, las clásicas de lona, que se abren como un libro y su aspecto recuerdan más las de camping de toda la vida y, las de cubierta rígida, que se abren como un acordeón hacia arriba. Ambos modelos son válidos para instalar encima de cualquier coche y sólo nos harán falta unas barras portaequipajes adecuadas a cada vehículo, y mucho mejor si son reforzadas.

Las de cubierta rígida son una nueva generación de tiendas muy recomendables para viajar. Seguramente las has visto por la carretera encima de algún vehículo y ni te has percatado, porque cerradas parecen un cofre o una maleta. Las James Baroud pesan alrededor de 65kg, y para evitar vibraciones y ruido durante la conducción, han sido diseñadas con forma aerodinámica para que pase el aire. Gracias a ello, ni aumenta demasiado el consumo de combustible ni prácticamente notas que la llevas encima.

La cubierta, fabricada con una mezcla de fibra de vidrio y poliéster aísla muy bien la luz, el frío y el sol. Y junto al tejido de alta calidad aluminizado de las paredes, de tipo retráctil para favorecer el cerrado, que es resistente a los rayos UVA e impermeable al 100%, asegura la comodidad y el confort una vez dentro.

La apertura de las tiendas rígidas James Baroud, tanto en ángulo como horizontal, es fácil y practicable en minutos. Algo que resulta tan destacable como sus vistas panorámicas y de 360º.  Su diseño exclusivo con grandes ventanas y puertas con mosquiteras alrededor permite una mejor circulación de aire y gozar de ese jardín-naturaleza que hemos escogido para la ocasión.

Un modelo para cada familia

Todos los modelos de tiendas rígidas cuentan con dos tamaños, estándar (140 cm ancho x 198 cm largo), pensado para dos adultos y un niño, y XXL (160 cm de largo x 224 cm largo), para tres adultos, o dos adultos y dos niños. En el caso de las horizontales hay la excepción de la Grand Raid, que en su versión estándar ha sido diseñada con más anchura (160 cm) para los que desean más amplitud o la necesitan porque la familia es numerosa.  

Finalmente escoger apertura en ángulo u horizontal es una cuestión estética o de comodidad, porque todas cuentan con los mismos detalles de calidad en su interior y sólo varía ligeramente la altura de unas y otras por centímetros. Hay quien opta por las que incorporan bandeja portaequipajes en la parte superior, que es práctica si se quiere llevar una bolsa o utensilios de un peso máximo de 25 kg. Sin embargo, para tomar la decisión, la mejor manera es subirse a cada una de ellas y observar en cual te sientes mejor.

Los precios, que de entrada pueden parecer poco económicos, pues son alrededor de los 2000 a los 3000 euros, se tienen que tomar con perspectiva, porque tendrás un producto para años. James Baroud es una marca 100% europea que ofrece 5 años de garantía y servicio postventa de cualquier parte de la tienda, algo que ahora nos parece tan inusual como que un producto sea para toda la vida. Pero en el caso de las tiendas de techo James Baroud así es.

Si te encanta disfrutar de la naturaleza, esta es tu casa con jardín, porque da igual que vehículo tengas o si algún día lo cambias, la podrás disfrutar siempre.

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.